Asesinan a ex-preso político Rarámuri por lucha contra la tala y defensa territorial

El defensor ambiental Isidro Baldenegro López fue asesinado el fin de semana en una vivienda familiar en el municipio de Guadalupe y Calvo, Chih. Baldenegro  fue apresado por luchar contra la tala ilegal en 2003.

Al igual que otros presos políticos indígenas, el rarámuri luchaba para defender tierras comunales pertenecientes a los pueblos orginarios. Baldenegro junto a su pueblo dedicó su vida a proteger el bosque comunal de Coloradas de la Virgen que ha sido blanco de una disputa legal por más de 3 décadas contra los caciques de la zona que obtienen permisos de explotación fraudulentos. Su padre, Julio Baldenegro, luchaba también contra los madereros y a su vez fue asesinado en 1986.

Baldenegro fue arrestado el 22 de marzo del 2003 tras bloquear una carretera de la Sierra Tarahumara por la que se transportaban árboles talados violando una prohibición judicial emitida en 2002. Por estos hechos el luchador ambiental fue consignado con cargos falsos de narcotráfico y portación ilegal de armas de uso exclusivo del ejército.  Amnistía Internacional declaró al indígena preso de conciencia y tras obtener apoyo internacional fue liberado en el 2004.

En 2005 Isidro Baldenegro recibió el premio Goldman, considerado el más importante reconocimiento internacional a activistas comunitarios  ambientalistas. Entre los premiados se encuentra Berta Cáceres, también asesinada en Honduras por su defensa del Río Gualcarque . Baldenegro declaró al ser galardonado que luego de años de lucha la situación en la comunidad no se había resuelto, y el problema de la tala clandestina en la sierra Tarahumara era tal que “no sé cómo definir lo que pasa con el gobierno. No sé si está vinculado con los taladores de bosques y en vez de justificar la sentencia la rechazan. Es difícil entender”.

En esa ocasión también denunció que la Comisión Nacional Forestal no favorecía a las comunidades indígenas en instó a las autoridades a que emitieran un informe oficial sobre la situación de la tala y la oposición de los rarámuris contra la explotación de los recursos en su comunidad ya que se encontraban desamparados: “No nos defiende para nada”. Pidió que “por favor el gobierno mexicano tome un poco en serio las demandas de las comunidades indígenas, porque es increíble lo que está ocurriendo”.

La situación de desamparo de los tarahumaras ha empeorado 13 años después de que Isidro fue arrestado, el crimen organizado ahora controla los caminos y puntos de reunión en los que la comunidad se organizaba. Esto habría facilitado el asesinato de Baldenegro a sus enemigos,  los testigos han señalado que los culpables tienen nexos con el resto de los homicidas que han ultimado a otros indígenas que también luchaban contra la tala y defendían el territorio comunal. La familia de Isidro fue obligada a desplazarse fuera de su municipio, su hermano  sufrió un atentado también. Varios de sus familiares han sido asesinados.

Jornada por Presos Políticos de México manifiesta su repudio total a la explotación ilegal tolerada de los recursos en territorios indígenas y  denuncia el terrorismo empresarial expresado en el asesinato de ambientalistas indígenas como Berta Cáceres  e Isidro Baldenegro.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *